Allen Gisnberg, lector de Machado de Assis

Ahora recuerdo una conversación con el poeta beatnik Allen Ginsberg, que había llegado de un viaje a Bolivia, cargado de hojas de coca, y se había instalado en la casa de Nicanor Parra en los faldeos de La Reina. Es probable que le haya mencionado mis lecturas machadianas, porque él dijo, con la mayor serenidad, que Machado de Assis era el Kafka de su grupo en San Francisco. Me pareció y me sigue pareciendo una afirmación algo enigmática, pero no del todo arbitraria.

EDWARDS, Jorge. “El insuperable tono machadiano”. Prólogo a Esaú y Jacob de Joaquín Machado de Assis. Santiago de Chile: Fondo de Cultura Económica, 2008. p. 7.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: