¿Qué sabemos del famoso enlace web en el libro del Ministerio de Educación?

¿Qué sabemos del famoso enlace web en el libro del Ministerio de Educación?

Este mes se conoció una denuncia que llamaba la atención sobre el contenido de uno de los textos escolares elaborados por el Ministerio de Educación. Concretamente, en el libro Desarrollo Personal, Ciudadanía y Cívica distribuído este año a estudiantes de tercero de secundaria se incluía el enlace a una página web externa como referencia de un texto explicando lo que socialmente se entiende como “conducta sexual.”

El libro, alojado inicialmente en el repositorio en línea del Ministerio de Educación, ya no está disponible en línea. Sin embargo, a través de las denuncias en redes sociales, se sabe que el enlace en cuestión era https://bit.ly/2K2cF22. Esta dirección en realidad funciona como una dirección acortadora. Al ser consultada, devuelve una dirección más larga en una enciclopedia cubana cuya dirección original era: https://www.ecured.cu/Conducta_sexual.

Por la forma en la que funciona el acortador de direcciones Bit.ly, las estadísticas de cuándo se generó, cuánta gente accedió a ellas y cuándo son 100% públicas. Solo basta con añadir el signo positivo (+) a la dirección acortada así: https://bit.ly/2K2cF22+.

Fuente: Bit.ly

Así podemos saber que el enlace fue creado recién el 13 de noviembre de 2018. También que, aunque están en circulación casi 50 millones de estos libros, antes del 6 de abril este enlace había sido consultado menos de 1500 veces (9% del total de visitas a la fecha). De hecho, es recién en la segunda semana de abril, luego de las denuncias alcanzaron medios nacionales, que este enlace cobra notoriedad y va recibiendo ya más de 17 mil visitas. Además, Bit.ly también nos muestra de dónde provienen esas visitas e indica que solo un 40% de accesos son personas que escribieron manualmente la dirección en su navegador o la recibieron por correo electrónico o chat. El otro 60% de las visitas a este sitio web vienen precismente de otras páginas como Facebook, Youtube y otras páginas de noticias.

No tengo a la mano el libro completo pero es un experimento interesante intentar hacer lo mismo con otros enlaces de libros escolares. Lo intenté con este otro (https://bitly.com/2AIRiQp) denunciado por el periodista Kike Bravo y, aunque también fue creado en noviembre del año pasado, solo lleva registrados 2000 accesos. ¿Qué tan frecuente es que un adolescente en edad escolar escriba manualmente una dirección web que encontró en un libro?

Otro aspecto interesante del caso es la página web a la que este enlace redirigía. No era un artículo académico u otro libro educativo de consulta general. Se trataba de la entrada sobre sobre “Conducta sexual” en una enciclopedia colaborativa cubana llamada EcuRed, algo así como la versión cubana de Wikipedia. Esta enciclopedia colaborativa, como Wikipedia, también puede ser escrita y editada por cualquier persona en cualquier lugar de Internet y sus contribuciones pueden ser de páginas completas o ediciones menores a páginas existentes que aparecen en público sin controles previos o verificaciones de entrada. A diferencia de Wikipedia, EcuRed tiene mucho menos usuarios, tiene una menor cantidad de verificadores de contenido y fue creada por una instancia estatal cubana como respuesta al embargo estadounidense.

Por esto, si uno entra hoy a la dirección original verá una pantalla de página en mantenimiento. Afortunadamente, por la forma en la que funciona el software que hace posible la enciclopedia, es posible descubrir que la página ha sido editada varias veces desde que se escribió por primera vez en el año 2017. De hecho, solo ha sido editada en dos periodos: cuando se creó por primera vez entre julio y noviembre de 2017 y, más recientemente, entre el 9 y 12 de abril de este año cuando la noticia ya había alcanzado todas las portadas de Perú. Los fragmentos de texto que han despertado polémica ya existían desde el 2017 y al parecer fueron plagiados de una entrada sin firmar en un blog del 2010. Por ende, en noviembre de 2018 que se generó en enlace Bit.ly y se incluyó en el libro escolar, estos textos ya existían y la página se veía así.

Son solo dos usuarios los que cambiaron la página desde el 9 de abril de este año. El primero, identificado como Wikiperuvian, se limitó a hacer ediciones formales añadiendo, entre otros, referencias a cómo ciertas “religiones abrahámicas” prohibían determinadas conductas sexuales. El otro usuario se registró simplemente como Casa2 y sus ediciones fueron más constantes: primero eliminó primero nueve párrafos enteros sobre las formas de coito, minutos después otros catorce párrafos que incluían el de la masturbación y las pocas referencias externas de la entrada. Finalmente, con el ayuda del usuario Perrovaca, Casa 2 continuó borrando el contenido de la entrada hasta dejarla en blanco en lo que constituye un acto de vandalización de la enciclopedia. Hubo un par de intentos de regresar las cosas a su estado anterior a cargo de los usuarios Ruslan unhicch y luego de Wikiperuvian pero siempre Casa2 volvía al ataque para dejarlo como hoy luce. Casi todos los usuarios parecen haberse registrado en EcuRed exclusivamente para editar este artículo porque su registro data de la fecha de sus ediciones y no han realizado otras contribuciones en el sitio.

Hay varias cosas para aprender en este caso. La primera y más importante es que los investigadores del Ministerio de Educación hacen mal su trabajo si la única referencia bibliográfica que manejan para un tema como el de las Conductas Sexuales es una enciclopedia colaborativa cubana. Lo peor es que quizás tampoco entienden cómo esta página puede estar sesgada o ser vandalizada, cambiada para que refleje puntos de vista completamente distintos o simplemente desaparecer como lo ha hecho ahora. La otra es que el nivel de atención y alcance que puede tener un contenido parece completamente distinto si está escrito en el mismo libro o si solo está “enlazado” en una dirección difícil de copiar. No sé si alguno de los bandos en esta controversia tenía al alcance estos datos pero, si no las tenían, también nos recuerda lo lejos que estamos en entender cómo funcionan las tecnologías que usamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Up Next:

Recomendaciones de marzo

Recomendaciones de marzo