Sentido común frente a la Convención de Budapest

Es innegable que todo estado moderno necesita de reglas penales para perseguir y castigar ciertos ilícitos cuando se cometen a través de medios tecnológicos. Sin embargo, el esfuerzo de sumarse al estándar del Consejo de Europa parece importar más por lo formal que por lo sustantivo. Es decir, más que alentarnos a crear nuevos delitos (que ya teníamos) el Convenio ratifica que el marco legal de nuestro país se ajusta al estándar común entre los miembros. Esto habilita que peruanos que cometen delitos informáticos puedan ser juzgados en el extranjero o que extranjeros puedan serlo en Perú, siempre que sus países también hayan suscrito el Convenio. Eso es, en síntesis, lo que nuestro país ha obtenido tras la adhesión.

Nueva entrada en Hiperderecho

Recomendaciones de enero

Primera lista del año. Esta vez he decidido recomendar solo cinco enlaces a artículos, episodios de podcast o incluso videos, si aplican, que me han gustado este mes.

  1. How I Quit Apple, Microsoft, Google, Facebook, and Amazon. Daniel Oberhaus de Motherboard hace hasta lo imposible por dejar de usar productos o servicios de las cinco principales empresas de tecnología de occidente. Hay algunas que resultan muy fáciles (ej. dejar de usar Facebook, Instagram y WhatsApp) y otras casi imposibles, como intentar no visitar un sitio alojado en la infraestructura de servidores de Amazon. Aunque su receta no sea replicable, vale la pena el ejercicio para entender a hasta qué punto podemos volvernos rehenes y no usuarios.
  2. Conversations with Tyler: Eric Schmidt. Dos grandes conversan. Tyler Cowen es probablemente uno de los economistas más populares del mundo, no sé si en términos de citado o de influencia académica, pero sí por el alcance y calidad del contenido que genera en su blog y en su podcast. En este episodio conversa con otra mente igualmente maniática y catagorizante como la suya: Eric Schmidt.
  3. Confessions of a Watch Geek. Esto hasta me da un poco de vergüenza compartirlo. Como les conté hace un tiempo, he estado interesándome y aprendiendo un poco sobre relojes. A fines del año pasado, finalmente me compré un reloj que me gusta mucho y uso a diario. No obsante, paso algunos minutos del día mirando fotos de otros relojes y pensando cuál será el siguiente que compre. Otra consecuencia inesperada de esta enfermedad es que ando pendiente en la calle de los relojes que usa todo el mundo y a veces pienso que hasta mi fijación puede incomodar a otros. Este artículo bien describe la inexplicable satisfacción y al mismo tiempo lo adictivo de esta afición.
  4. Paul Auster & Luc Sante | The New York Trilogy Manuscript Edition. Muy bonita entrevista a Paul Auster a propósito de la publicación de una edición conmemorativa de la genial Trilogía de Nueva York.
  5. President Trump’s extravagant, $3,000, 300-sandwich celebration of Clemson University. Alguien en el Washington Post se tomó el tiempo de calcular cuánto costó la cena con comida rápida que ofreción Donald Trump durante el shutdown, a través de una minuciosa reconstrucción de las mesas en base a fotos.

¿Qué hacen las empresas de telecomunicaciones con nuestros datos?

Una segunda versión es que Telefónica quiso admitir ante las autoridades que contaba con esta información porque era ilegal tenerla. La información de a quién llamamos, a qué hora, desde dónde y con qué frecuencia es información privada que, según la ley peruana, debe de tratarse y protegerse como un dato personal. Por regla general, para almacenar información de este tipo las empresas necesitan contar con el consentimiento del usuario o estar amparados bajo una excepción al consentimiento según la Ley de Protección de Datos. Esta excepción podría hallarse en el mandato legal de conservación de datos del Decreto Legislativo 1182 o la Ley 27336 pero, como se ha mencionado, el mismo solo autoriza a conservar los datos derivados de las comunicaciones por hasta tres (3) años. De hecho, la propia Política de Privacidad Global de Telefónica señala que los datos solo se conservan por el periodo que manda la Ley o “si es necesario para un fin legítimo”. Algo similar dicen otros operadores como Claro, aunque esta semana también se supo que entregan información más antigua.

Nueva entrada en Hiperderecho

¿Por qué deberíamos o no dar nuestro número de DNI al comprar?

Un reciente comunicado de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios de Perú (ASPEC) invitaba a los peruanos a no proporcionar su número de Documento Nacional de Identidad (DNI) al comprar en establecimientos comerciales. La nota señala que dicha exigencia es ilegal, salvo cuando se busca deducir el gasto para fines tributarios o en transacciones mayores a 700 soles. A propósito de esto, nos parece que vale la pena pensar qué pasa cuando elegimos entregar nuestro número de documento.

Nueva entrada en Hiperderecho

Mis discos favoritos del 2018

Todos los años hay música nueva que descubro, que me persigue después de escucharla, que me emociona, que me enfurece, que me lleva a otros sitios y a otros tiempos. Esta es una lista de la música que salió este año y que más me ha gustado.

(más…)

El gran reto del 2019 para el sector telecomunicaciones será normativo

Conversé con El Comercio sobre lo que considero será uno de los principales temas en materia de tecnología y políticas públicas este 2019.

En la agenda también están y sería bueno que se aprobaran las propuestas de Estelita Bustos y Alberto de Belaunde, que buscan declarar Internet como derecho humano en el Perú, añade Miguel Morachino, director de Hiperderecho.

Marcela Mendoza: El gran reto del 2019 para el sector telecomunicaciones será normativo (El Comercio)

Mis conciertos favoritos de 2018

Este año ha sido considerablemente más hogareño y menos nocturno para mí. Debo de haber visto entre veinte y treinta bandas casi exclusivamente en Lima. Creo que en general ha sido un año con poca pero buena música en vivo. Aquí los conciertos que más me gustaron, ordenados no por calidad absoluta de la banda sino por energía y emotividad del show.

(más…)

Audios, corrupción y tecnología

Esta puede ser la última vez que descubrimos un escándalo de corrupción a través de interceptaciones telefónicas. Quizás las próximas redes de corrupción ya no dependan de llamadas telefónicas para articularse. Los peruanos cada vez usamos menos el teléfono y optamos por aplicaciones de mensajería, mensajes de voz o videollamadas. Incluso, cuando queremos conversar con alguien, lo hacemos a través de aplicaciones como WhatsApp y no mediante la línea telefónica tradicional. Aunque no lo parezca, aquí radica una diferencia fundamental: el contenido de nuestras comunicaciones a través de aplicaciones viaja enmascarado. Eso significa que no puede ser interceptado por terceros como las empresas de comunicaciones o la policía. Este nuevo escenario plantea retos al futuro de nuestro sistema de lucha contra la delincuencia que debemos saber afrontar.

Durante una conversación telefónica, nuestras palabras viajan convertidas en una serie de impulsos eléctricos a través de la infraestructura de cables y antenas de las empresas de telecomunicaciones hasta nuestro interlocutor. En todos los puntos de la cadena, esta información puede ser interceptada y registrada por cualquiera que logre identificar la ruta y conectarse a ella. En buena medida, así es como han funcionado las centrales de interceptación legales e ilegales en todo el mundo. Esto también lo han sabido desde siempre los criminales, quienes recurren con frecuencia a códigos, palabras clave o líneas telefónicas temporales.

(más…)

Recomendaciones de julio

Este sí fue un mes de mucha lectura. Aunque buena parte de ella la hice en libros, igual lo siguiente es lo que más me gustó. Para un vistazo fresco de lo que voy leyendo y recomendando, me pueden seguir en Twitter.

  1. How to fix what has gone wrong with the Internet en el Economist. Este mes hubo mucho debate sobre lo poco o mucho que están haciendo las plataformas digitales para contrarrestar el clima de violencia verbal, desinformación y en general hostilidad en sus comunidades. Este artículo presenta una colección de artículos que publicó la revista sobre diversos aspectos de la centralización de Internet que resumen muy bien el tema.
  2. The hacker hacked de Brett Scott para Aeon. Una mirada muy documentada a cómo la cultura e imagen hacker ha sido completamente mercantilizada por el frenesí de la innovación tecnológica con fines de lucro.
  3. The Expensive Education of Mark Zuckerberg and Silicon Valley de Kara Swisher para el New York Times. Sobre el mismo tema, la mirada de perspectiva de la reportera de tecnología Kara Swisher, que ha sido testigo de excepción de la evolución de esta industria. Fue precisamente la entrevista que le hizo a Mark Zuckerberg en su podcast la que precipitó la cadena de sucesos que ha llevado a grandes empresas tecnológicas a aplicar sus políticas contra el discuros del odio con grandes conglomerados informativos de la ultra derecha estadounidense.
  4. Autopsia musical del Doctor Rock por Jaime Bedoya para El Comercio. Audios, audios, audios. Todo este mes ha sido audios. Quzás los únicos momentos de genuino entretenimiento que este circo nos ha dejado son personajes como el Dr. Rock. En esta columna, Jaime Bedoya relata la jugada por jugada de uno de sus últimos conciertos.
  5. Casio’s F-91W watch: the design favourite of hipsters … and al-Qaida por Justin McGuirk para el Guardian. He estado pensando comprarme un reloj ultimamente. No un smartwatch sino un reloj tradicional, en parte por su utilidad y en parte como accesorio. Este modelo siempre me ha llamado la atención por lo retrofuturista de su diseño y porque es muy barato. Igual, creo que no me voy a comprar este.

Recomendaciones de junio

No sé porqué, pero junio fue un mes más sonoro que escrito. Estuve buscando lo que más me gustó el mes que pasó y casi todos fueron podcast.

  1. Radio Ambulante – Perú Campeón. Recordaremos junio de 2018 como el mes del mundial, donde todos nos volvimos expertos en estrategia y había mañanas de trabajo en las que estaba socialmente permitido solo ver televisión. Este gran episodio de Radio Ambulante hace un buen esfuerzo por mostrar el tramado de sentimientos que este mes trajo para los peruanos.
  2. Soul Music – God Only Knows. Este podcast de la BBC cuenta historias personales a través de música. Esta temporada tienen un episodio soberbio sobre la magistral God Only Knows de los Beach Boys.
  3. Reply All  – The QAnon Code. Reply All en su mejor ritmo y tiempo hablando de lo que mejor saben: subculturas de Internet. En este episodio, es sobre la teoría de la conspiración estadounidense conocida como The Storm, según la cual el fiscal Mueller no investiga a Trump y Rusia sino a la Fundación Clinton por explotación sexual de menores.
  4. This American Life – Break Up. No conocía esta historia de Stalee Kine, la genia detrás del cancelado Mystery Show, aparecida en el 2007 en This American Life. Una genial exploración personal sobre la ruptura amorosa desde la perspectiva de las canciones de desamor con la asesoría experta del mismísmo Phil Collins. Divertido, tierno y profundo al mismo tiempo.
  5. Lectura extra: Electric Scooter Charger Culture Is Out of Control de Taylor Lorenz para The Atlantic. En varias ciudades de Estados Unidos han aparecido scooters eléctricos con Internet que se alquilan por tiempo a través del celular. No hay estaciones ni bahías de estacionamiento. Simplemente están tirados en la calle. Sus creadores quieren replicar el fenómeno Uber de una forma todavía más osada. ¿Quién los carga? Un montón de adolescentes usando el auto de sus padres.

Beyond the Bitcoin Bubble

Me he quedado pensando bastante en esto:

But that dismissal would be shortsighted. If there’s one thing we’ve learned from the recent history of the internet, it’s that seemingly esoteric decisions about software architecture can unleash profound global forces once the technology moves into wider circulation. If the email standards adopted in the 1970s had included public-private key cryptography as a default setting, we might have avoided the cataclysmic email hacks that have afflicted everyone from Sony to John Podesta, and millions of ordinary consumers might be spared routinized identity theft. If Tim Berners-Lee, the inventor of the World Wide Web, had included a protocol for mapping our social identity in his original specs, we might not have Facebook.

Lecturas de mayo

Empiezo la tradición de recomendar cinco artículos que me más me gustaron este mes. Porque obviamente Internet necesita otra de estas listas. El truco es que no son necesariamente artículos publicados este mes sino que yo recién alcancé a leer este mes.

  1. El discurso de Ira Glass en la ceremonia de graduación de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia. Habla mucho de periodismo pero también, en general, de la importancia de no tener miedo al embarcarse en proyectos creativos. Al final dice que nunca le vio sentido a los discursos de graduación pero que igual se mandó con uno.
  2. “Marnie” Is the Cure for Hitchcock Mania de Richard Brody para el New Yorker. Vi esta película de Hitchcok que casi había olvidado y me pareció interesante la lectura de los paralelismos entre la trama y la propia relación entre Hitchcock y Tippi Hedren.
  3. Mickey Drexler and the death of a supply-driven world. Sobre la evolución de la industria de la moda y cómo en el camino se han quedado marcas más tradicionales.
  4. An MSG Convert Visits the High Church of Umami de Helen Rosner para el New Yorker. Acá en Perú es común que muchas cosas tengan Ajinomoto o Glutamato Monosódico y que se use en muchas casas. Esta periodista lleva su fanatismo al punto de visitar la fábrica en Japón.
  5. I Don’t Know How to Waste Time on the Internet Anymore de Dan Nosowitz para New York Magazine. Yo también extraño un montón la época en que la Internet no servía para nada salvo para ver cosas bizarras, divertirse con amigos y seguir blogs vía RSS. Quiero que vuelva.

Mis conciertos favoritos del 2017

Este año debo de haber visto unas cien bandas entre California y Lima. Sin embargo, siempre me sorprende que algunos de los conciertos que más me terminan gustando son aquellos que no espero: de bandas que he visto muchas veces o de bandas que no conozo de ningún lado. Mientras que mi lista del año pasado estaba llena de bandas nuevas, este año la nostalgia ha hecho sus efectos y me ha llevado a disfrutar más de shows de bandas conocidas. Estos son los que más me gustaron.

(más…)